De qué va: FLESH + BLOOD (Los Señores del Acero) (1985)

Luego de mucho tiempo deseándolo he podido ver en su totalidad la incompleta serie animada “Roughneck Chronicles”, basada en el universo “Starship Troopers” de la película homónima dirigida por Paul Verhoeven. He de decir que aunque los últimos tres capítulos no se llegaran a realizar dejando la serie sin final, la calidad y valor de producción de la misma no se vio afectada, considerando por supuesto que estamos hablando de una de las series precursoras de las animaciones por ordenador a principios del 2000.

Cuando vi la serie no sabía que Paul Verhoeven estuvo implicado en la misma y habiéndome gustado tanto el resultado, decidí buscar un poco en la filmografía del director más allá de las pelis suyas que he visto un montón de veces como “Robocop” o “Total Recall”, y así encontré “Flesh + Blood” ó “Los Señores del Acero”.

“Los Señores del Acero” es la respuesta de Verhoeven a la abundancia de películas que en su consideración suavizaban y romantizaban en exceso la Edad Media, presentándonos un escenario en que la brutalidad, la enfermedad, la pobreza y las dificultades son cosas del día a día para la mayoría de las personas.

La película empieza con el brutal asalto a una ciudad, la antigua ciudad de Lord Arnolfini, que ha perdido a mano de sus enemigos y ahora pretende recuperar con la ayuda de los mercenarios de Harkwood (Jack Thompson) encabezados por Martin (Rutger Hauer). Dichos mercenarios reflejan las incongruencias de la Edad Media, entre las creencias religiosas y el temor infundido por la iglesia y la total entrega a los vicios más humanos. Así, luego de salir del lecho de las prostitutas que siempre acompañan a la compañía, piden bendición al Cardenal y se lanzan a la toma de la ciudad, animados por la palabra de Lord Arnolfini que les promete a cambio de la victoria en la empresa el dejarles saquear las casas de los ricos durante un día entero.

cine sabado tarde flesh + blood los señores del acero - mercenarios

Martin y sus mercenarios

Durante el asalto un terrible hecho acontece a Harkwood mientras que sus mercenarios toman la ciudad con facilidad, impulsados por la codiciosa promesa de un Arnolfini que ahora cae en cuenta que de mantener su palabra y dejar que tal magnitud de saqueo se realizase, sería él el que se encontraría sin riqueza alguna. Acercándose a Harkwood, se vale de la promesa de ayudarlo a redimir la desgracia que ha caído sobre éste si a cambio hace que sus hombres dejen la ciudad y devuelvan lo saqueado, lo cual no termina precisamente bien.

Ahora que Arnolfini ha recuperado su ciudad, puede dar su siguiente paso y casar a su hijo Steven (Tom Burlinson) con Agnes (Jennifer Jason Leigh), una esposa que él mismo ha escogido para su hijo. Sin embargo su hijo es un científico, más interesado en seguir los increíbles descubrimientos de la época que en desposarse. Como era normal, su palabra no vale de mucho y el padre logra que ambos jóvenes se conozcan y descubran que están enamorados en una escena bastante tétrica.

Por su parte, Martin y su alegre grupo de bandidos juran venganza contra Arnolfini y Harkwood y hacen un descubrimiento que gracias a la interpretación del Cardenal los lleva a pensar que una influencia divina los respalda y los guía.

Como era inevitable, Agnes cae en manos de Martin y su banda, que para estas alturas han cobrado una identidad propia y creado un micro estado en donde todo es de todos, incluyendo la nueva cautiva. Sin embargo el líder de los bandidos encuentra siempre maneras de mantenerla sólo para él desarrollando el triángulo amoroso de la peli entre Steven, Agnes y Martin.

flesh and blood triptico

Martin • Agnes • Steven

Martin y su banda, siguiendo los “divinos designios” que mueven al grupo aumentan la escalada de crímenes y sangre a su paso, mientras, Steven debe asumir ahora la responsabilidad de derrotar a Martin y recuperar a su amada, pero reconociéndose como un científico y no un militar vuelve a buscar a Harkwood, ahora retirado, y lo obliga con tácticas mezquinas a volver al servicio para enfrentarse con su antiguo soldado.

Así llegamos al acto final, donde los bandidos deben enfrentar a las fuerzas de Steven y decidir de quien es realmente la mano que los guía, Agnes debe decidir en que lugar está su corazón y Steven debe probarse una y otra vez tanto en el campo de batalla como en su guerra privada por el corazón de Agnes.

“Los Señores del Acero” es una novedosa interpretación de las películas medievales que se hacían entonces, siendo bastante violenta, aunque no tanto como esperaba por ser un trabajo de Verhoeven. Trata de manera muy diferente con temas como la muerte, la enfermedad y la religión. Es una aventura de un grupo de bandidos desalmados contra los nobles desalmados que los han utilizado para sus fines y posteriormente traicionado, dónde es difícil distinguir quienes son los buenos y los malos, fácil repudiar los métodos de ambos y sin embargo poder entender las motivaciones que los impulsan.

flesh and blood martin

Martin

cine sabado tarde - bulletproof studio - camisetas

0 Comentarios

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un Comentario